Protocolo de tratamiento

La osteoartritis (Cadera y Rodilla)
Es la causa más común de discapacidad crónica entre la población de avanzada edad. Esta enfermedad tan frecuente, es la suma entre factores biológicos, psicológicos, socio-económicos y ambientales.
La eficacia del ejercicio en la osteoartritis de rodilla y cadera es debida a su capacidad para revertir la disfunción muscular sensomotriz (debilidad, fatiga, falta de control) impidiendo el movimiento anormal y restaurando la biomecánica normal, logrando un mejor modo de andar y aliviando el dolor.
Se ha demostrado que mediante el fortalecimiento muscular y la reducción de peso (como resultado del ejercicio regular y programas dietéticos adicionales si es necesario) ,los pacientes pueden disminuir la cantidad de analgésicos necesarios y alargar el momento de necesidad de una intervención quirúrgica o incluso evitarla.

Las lesiones del ligamento
El ligamento lateral interno es uno de los ligamentos más comúnmente lesionados de la rodilla. La mayoría de las lesiones son el resultado de un impacto directo o la realización de una maniobra o mala pisada al realizar ejercicio o un deporte. La popularidad del fútbol, esquí, rugby… ha contribuido al aumento de la frecuencia de las lesiones de este tipo.
El tratamiento de las lesiones de rodilla-medial bilateral ha evolucionado de los tratamientos quirúrgicos agresivos hacia un tratamiento no quirúrgico con un programa de rehabilitación funcional apropiado. En estos tratamientos, es conveniente que el paciente, para soportar el peso, en función de su toleracia y en función de su nivel de dolor, use una rodillera articulada que permitirá proteger la rodia de otras lesiones. Es muy recomendable iniciar el tratamiento lo antes posible para prevenir la rigidez e iniciar el fortalecimiento lo antes posible.

Inestabilidad rotuliana
La inestabilidad rotuliana comprende tanto la luxación rotuliana, la subluxación rotuliana, y la inestabilidad en general de la rotula. Representa el 11% de los síntomas musculoesqueléticos y hay una mayor incidencia en las mujeres.
La inestabilidad rotuliana menudo puede ser tratada con éxito sin una operación. Mediante nuestro avanzado sistema, conseguimos el objetivo ideal: 
proporcionar un tratamiento a estos problemas evitando el dolor durante el ejercicio. El tratamiento inicial habitual consiste en el fortalecimiento del músculo cuádriceps y el vasto medial oblicuo. Después se extiende del retináculo lateral, isquiotibiales, cuádriceps, tendón de Aquiles, y la banda iliotibial.
La terapia incluye ejercicios dinámicos y de fortalecimiento del vasto medial oblicuo (el principal estabilizador dinámico de la rodilla).

Ligamento cruzado anterior (LCA)
El ligamento cruzado anterior de la rodilla controla el movimiento del hueso inferior de la pierna (tibia) con respecto al hueso del muslo (fémur) y la extensión. La lesión de este ligamento es especialmente común cuando se realiza la práctica de deportes que requieran movimientos de torsión rápidos de la pierna. Las lesiones consisten en desgarros parciales o totales en el propio ligamento o donde se une al hueso.
El objetivo del tratamiento de rupturas del LCA es obtener el mejor nivel funcional para el paciente sin riesgo de nuevas lesiones o cambios degenerativos en la rodilla. Hay muchos factores a tener en cuenta al decidir si una ruptura del LCA se debe tratar quirúrgicamente o de forma conservadora.
Entre estos factores se encuentran el grado de inestabilidad, la presencia de lesiones de menisco, el estado físico y la edad del paciente. Una estrategia de tratamiento ampliamente defendida es recomendar la cirugía en los pacientes muy activos y comenzar con un tratamiento no quirúrgico para los pacientes menos activos.

El Perfil de Cadera y Rodilla es similar al perfil de la columna vertebral. Nuestro avanzado sistema consiste en realizar un tratamiento personalizado, mediante un análisis global de la movilidad y la fuerza de la articulación de la cadera y la rodilla. Estos valores pueden son comparados con una amplia base de datos teniendo en cuenta la edad, la altura y el peso.